Imagen Mi Historia Personal Javier Ariza Coach

¿Qué es Coaching?

Coaching (que procede del verbo inglés “to coach”; entrenar) es un método basado en el asesoramiento o acompañamiento de una persona (coach) a otra (coachee), con el objetivo de transformar y cambiar un estado actual de su vida en un estado deseado, fijándose una meta.

¿En qué consiste un proceso de Coaching?

Un Proceso de coaching es un camino en el que el coach (entrenador) y el coachee (persona que recibe el entrenamiento) inician un camino juntos para descubrir una nueva forma de observar la vida. Es un método basado en el asesoramiento o acompañamiento con el objetivo de TRANSFORMAR y CAMBIAR un estado actual de su vida en un estado DESEADO, es decir, lo que en ese momento ES y en lo que PUEDE LLEGAR A CONVERTIRSE. A este objetivo deseado se le llama META.
La meta puede conocerse o tenerse clara al inicio de un proceso o por lo contrario no estar perfectamente definida. En este caso las propias herramientas que se trabajaran durante el proceso desvelarán cual es la meta elegida y a seguir.

En el proceso se desarrollan habilidades específicas para que el coachee (cliente), por sí mismo, sea capaz de conseguir sus propios resultados, gestionando su autoestima, sus creencias, sus miedos, su seguridad y confianza. Consiguiendo así despertar y sacar todo su potencial para elevarse y convertirse en su mejor versión. Una vez alcanzada la meta, podrá fijarse cualquier objetivo real y medible que se proponga en cualquier ámbito de su vida.

¿Cómo te puede ayudar un Coach?

Un coach te acompaña en ese camino que ambos emprendéis y recorréis. Es tu socio en el logro de objetivos personales. Tu entrenador en herramientas comunicacionales y de vida. Sostén incondicional de éxitos y errores. Guía en desarrollo personal. Aliento en tiempos tormentosos.
“Un coach es quién te despierta cuando estás dispuesto a escuchar tu propia alarma”.

El coaching es una alianza entre coach y cliente. Como toda alianza, es un acuerdo entre las partes, y se establecen los objetivos que es necesario alcanzar, la forma de llevar adelante el programa, la agenda de trabajo (fechas, horarios, entre otras) y la evaluación de los resultados que vamos consiguiendo. Una buena relación de coaching requiere un alto nivel de entrega y energía por ambas partes.  Por esta razón el acuerdo entre las partes involucradas, coach y coachee deben quedar claramente definidas.

Conviene resaltar que un aspecto importante en la consolidación de una alianza de coaching es el trabajo que realice el coach con relación a los temas: confianza y confidencialidad.

¿De cuantas sesiones consta un proceso?

Se realizarán las sesiones necesarias para la consecución del objetivo (meta). Cada proceso tiene un número de sesiones, las cuales varían en función del coachee y la evolución de su cambio. No hay una “regla de tres” y no todos los coaches llevan a cabo el mismo número de sesiones. El propio proceso y la evolución de la persona entrenada van determinar cuántas son necesarias.

Cada sesión tendrá una duración aproximada de entre 1.15 y 1.30 h.